Páginas

22 enero 2013

El gran día

Últimamente está inquieto y cansado, más limitado que antes: le cuesta moverse.
Además, no deja de tener pesadillas en las que le gritan y empujan, pero hay tanta luz que no ve de dónde vienen los golpes ni entiende nada y cuando se despierta se siente raro.
Lo que pasa es que tiene mucho miedo porque sabe –lo nota- que va a morir pronto.
Hoy es el gran día y ocurrirá lo peor: se le acabará el aire y, como si el mundo no fuese el mismo ni su cuerpo suyo, se convertirá en algo distinto y llegará a nosotros envuelto en el manto violáceo del frío: nuestro regalo.
Es un niño sano, ¡felicidades!, nos dirá entonces el médico.

4 comentarios:

  1. Ufffffff
    duro de leer. Es otro modo de verlo.

    ResponderEliminar
  2. No me acuerdo muy bien... imagino que -tal vez- morir y nacer debe de ser igual de traumático, ¡pero pretendía ser una oda a la vida!
    Espero no haberte traído pesadillas...
    ¡Gracias por leerlo!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Es tremendamente ocurrente y original!!
    "A nivel de" los más buscados impactos.
    Gratísima lectura.
    besos!

    ResponderEliminar
  4. "A nivel de" opinión, es muy halagador que te parezca impactante tan cortito texto.
    Y me alegra no sabes cuánto que te haya gustado ese medio minuto que te ha robado su lectura, ¡vuelve cuando quieras!
    Gracias: siempre, besos!!

    ResponderEliminar